Bienvenidos! Descubre el Coaching Life y PNL para tu autoestima, Terapias Alternativas, consejos de Dietética y Nutrición para lograr mayor bienestar y Productos Ecológicos y Naturales para una vida más sana y natural.

Consejos para cumplir tus compromisos

Cuando no cumplimos nuestros compromisos nos llenamos de sentimientos negativos porque hemos incumplido a otros y también a nosotros mismos.

* No te comprometas con nada que no estés seguro de ir a cumplir
* Cumple todos tus compromisos
* Renegocia tus compromisos


No contraer el compromiso

Una forma excelente de enfrentarte a los incompletos es decir que no. Cuando procesas tus bandejas de entrada y decides tirar algo a la papelera estás precisamente diciéndole no.

El problema es que nos marcamos unos estándares muy altos. Si no aspiraras tan alto y adoptaras un enfoque más minimalista, todo sería mucho más sencillo.

En realidad, en el mundo de la autoayuda los valores están sobrevalorados porque se parte de la idea errónea de que centrarse en los valores simplifica la vida. En realidad ocurre lo contrario: cuanto más te centras en tus valores, de más cosas te sientes responsable.


compromisos pendientes

Es cierto que los valores definen los criterios del mismo modo que el propósito da la fuerza y marca la dirección. Pero no te confundas. Los valores te ayudan a tomar decisiones pero no te simplifican la vida.

Aunque es poco probable que rebajes tus estándares, sí es posible que cambies algunos hábitos cuando tomes consciencia de los muchos compromisos que contraes constantemente.

En la medida que te vayas dando cuenta de que estás adquiriendo un compromiso dejarás de decir “sí, vale” automáticamente y empezarás a decir “lo siento, no puedo hacerlo” con mucha más frecuencia.

Pensar antes de comprometerte es un signo de madurez porque supone asumir completa responsabilidad sobre tus compromisos, lo que te hará pensártelo dos veces antes de contraer contigo mismo obligaciones que no piensas o no tienes por qué cumplir.

No ser consciente de los compromisos en los que te embarcas es como usar la tarjeta de crédito sin saber el saldo: es mucho más fácil ser insolvente.

Cumplir el compromiso

A todos nos gusta la sensación liberadora que proporciona terminar algo.De hecho, uno de los grandes peligros que encierra precisamente la regla de los dos minutos es que es una forma fácil y adictiva de tener esta sensación liberadora de “haber hecho muchas cosas”.

Sin embargo, no hay que “buscar” estas tareas selectivamente, ya que acabarás acumulando un volumen ingente de tareas que requerirán más tiempo y que tendrás la sensación de no ir a completar nunca. Por eso es tan importante procesar las bandejas de entrada secuencialmente, una cosa detrás de otra.

El otro gran riesgo asociado a cumplir sistemáticamente tus compromisos es que cada vez tenderás a hacer más, hasta llegar al límite. Eso si no tienes jefe porque, si lo tienes, adivina a quién le van a caer más cosas para hacer.

En otras palabras, hay que tener cuidado con no entrar en una dinámica de hacer por hacer, ya que eso puede acabar con los beneficios que te ofrece la productividad.

Renegociar el compromiso

Si no vas a renunciar a tus estándares y tampoco quieres perder las ventajas de ser productivo seguramente esta tercera vía se acabe convirtiendo en tu opción preferida.

La potencia de esta tercera opción reside en que un compromiso renegociado no es un compromiso roto.

Por eso es tan importante vaciar tu mente y mantener todos tus compromisos en un sistema externo que compruebas con regularidad, porque, ¿cómo vas a poder renegociar un compromiso si ni siquiera sabes que lo has contraído?

En este sentido son especialmente útiles los archivos de seguimiento y las listas “Algún día/Tal vez“, ya que ambas te permiten sacar las cosas de tu cabeza rápidamente sin tenerlas que hacer en ese momento y te aseguran además que volverás a encontrarlas más adelante, momento en que podrás renegociar tu compromiso con ellas.

+ + 3 comments

3 comentarios:

  1. Muy buenos consejos, en general soy muy organizada y cumplo con mis compromisos, cuando veo que no puedo no tengo empancho en avisar que so será posible en el tiempo convenido. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Sailor

    Es importante cumplir con los compromisos, por lo tanto, antes de dar un sí, debemos estar seguros que podemos cumplir con la responsabilidad que hemos asumido.
    Muchas veces por timidez decimos a todos que sí, pero a la hora de la verdad, es imposible cumplir con cada uno de ellos. Por lo tanto, debemos estar seguros de no decir Sí cuando queremos decir No.
    Siempre es un placer de pasar por tu casita (blog)
    Un abrazo.
    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  3. Sailor

    Paso por tu casita para dejarte mi afecto y mis mejores deseos.

    Que este fin de semana
    sea de paz y de renovación
    de las energías del cuerpo
    y las del espíritu.
    Deseo que lo pases muy bien
    y que comiences la próxima semana
    con luminosidad del alma
    y que la puedas transmitir
    a todos los que te acompañan en tu vida.
    Un abrazo.
    Juan Antonio

    ResponderEliminar